martes, 12 de junio de 2018

La flor de fuego — Alba Quintas.

La flor de fuegoGracias a la editorial por el ejemplar.
La flor de fuego. | Alba Quintas. | Nocturna.
296 páginas | Tapa blanda con solapas. | 15'00.
Dónde comprarlo. | Más información.

Nadie sabe qué ocurre en el instituto. Estudiantes y profesores corren por el edificio e intentan salir a toda costa mientras resuenan estallidos similares a disparos... Pero eso no es posible, ¿verdad?
Una chica en la calle asegura que los ha visto entrar y, sí, iban armados. Otro alumno tiembla en la biblioteca tras haber presenciado una escena que jamás olvidará. Y John...
¿Dónde está John? ¿Por qué, cuando todos se esfuerzan por huir, él recorre los pasillos en dirección a los disparos?
Tal vez él quiera contarlo. Porque esta es la historia de John. Y la historia de John es la historia de Columbine. O quizá no tanto.
Libre de spoilers

«La verdad siempre tiene los bordes afilados».

  (4/5)

Algo está sucediendo en el instituto. Se escuchan disparos, gente corriendo, heridos... Sin lugar a dudas, se está llevando a cabo un tiroteo que puede llegar a acabar con la vida de muchas personas. No obstante, John sabe qué está sucediendo; en parte, él conoce quiénes lo están causando. Y es todo a su pasado... Ese pasado en el que estaba Kit, su mejor amigo. Un pasado que lo cambió todo en la vida de John.

Alba Quintas ha ganado el premio Jordi Sierra i Fabra con A través de la pantalla y ha publicado diversas obras como Globe o La chica del león negro. En esta ocasión, La flor de fuego presenta una historia honesta, demoledora y real; una historia basada en hechos reales, en el tiroteo del instituto Columbine en Estados Unidos. Y es por ello por lo que esta historia está hecha para ser leída, para ser alabada, para ser afrontada.

 Alba Quintas Garciandia
El argumento ya causa temor, ya invita al lector a estar en los pasillos viviendo esa angustia. A través de una técnica caleidoscópica, Quintas presenta varios puntos de vista en el instituto mientras se produce la matanza: alumnos, cómplices, profesores, autoridades y asesinos. Y, sobre todo, John. Esta obra destaca por su crudeza, por ser necesaria, por ser dura; no es una lectura ágil, pues el lector se enfrenta ante una situación angustiosa y peligrosa y que se evita. No obstante, estamos ante una novela imprescindible e increíble, presentada de una manera acertada; Quintas siempre me sorprende con sus libros.

Son dos los personajes que más destacan: John y Kit. La historia se centra más en John, en cómo cambió de aires de un día para otro. Es un personaje redondo, impecable, óptimo; su propia parte en el libro lo dota de humanidad, lo hace real, lo hace convertirse en alguien de carne y hueso. Un personaje caracterizado por la depresión, algo poco tratado y bien abordado. Por otra parte, destaca Kit, conocido a través de los ojos de John; es un personaje sorprendente, de los mejores. Bajo mi juicio, ambos dos son tan imprescindibles en el libro y tan irremplazables que no me imagino La flor de fuego sin ellos. El resto cierra un elenco impresionante, juvenil y, ante todo, humano.

Algo que siempre destaco de Alba Quintas es su estilo. Es muy ágil y muy sencillo, muy conciso y directo. En La flor de fuego, sobresale porque se convierte en la angustia, se convierte en una voz omnisciente que narra los disparos, que narra los gritos de auxilio. También se convierte en una voz profunda y humana como es la de John, sentimental y mágica.

En definitiva, estás ante uno de los libros más peculiares y reales de la estantería. La flor de fuego es dolor, es sufrimiento, es amor, es pérdida, es venganza, pero también es amor y es amistad. Un argumento rompedor, mensajes y tramas necesarias, giros sorprendentes; unos personajes óptimos, irremplazables, cercanos y un estilo esencial y único. Este libro es pura magia y es tan necesario que lo leería mil y una veces para intentar concienciarme de que eso, por mucha ficción que sea, nos puede pasar y hay que estar preparados. Y todo al ritmo de Across the Universe, de Los Beatles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario